El BCRA fija condiciones para que los Bancos presten a PyMES

El objetivo de la medida es facilitar el acceso al crédito de inversión productiva para las pequeñas y medianas empresas a tasas favorables. La resolución 5554 del Banco Central permitirá que durante el primer semestre del año se vuelquen al crédito para la inversión un total de $23.000 millones.

La obligación de los bancos es disponer del total del 5{adcf237b5d11eb5ec75ec789909df1f52e13ba0cd1cd0ebc300f4149aea324e4} del dinero depositado en sus entidades para conformar la ofertas de créditos de hasta 36 meses con una tasa fija del 17,5{adcf237b5d11eb5ec75ec789909df1f52e13ba0cd1cd0ebc300f4149aea324e4}, siendo las PyMES en un 100{adcf237b5d11eb5ec75ec789909df1f52e13ba0cd1cd0ebc300f4149aea324e4}, las que puedan acceder a la financiación.

Cabe destacar que la reglamentación permite poder utilizar el descuento de cheques de pago diferido, siendo esta una medida incorporada este año con el objeto de facilitar el acceso Pequeñas y Medianas Empresas, al crédito de corto plazo, el BCRA dispuso que las entidades financieras podrán otorgar a este destino hasta un 10{adcf237b5d11eb5ec75ec789909df1f52e13ba0cd1cd0ebc300f4149aea324e4} en abril de su cupo previsto para el primer semestre de 2014.

“Con resoluciones, determinamos una política crediticia de desarrollo que colocó el año pasado en las empresas, 55 mil millones de pesos, que permitieron revertir el aquietamiento de la economía en 2012, y crecer como hemos crecido en 2013. Cincuenta mil empresas recibieron esta línea de crédito y el 95 por ciento de esas empresas fueron PyMES, miniPyMES y medianas empresas”. Así explicó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner la evolución de esta medida que se reformuló y amplió sus alcances para el 2014, con motivo de su discurso ante la Asamblea Legislativa.

Más adelante, la mandataria destacó que esa reforma del Banco Central permitió al Directorio del Banco Central, tomar otra medida, para que esta resolución no solamente sea para capital de inversión sino también para capital de trabajo y permita el descuento de cheques diferidos. “Creo que esto es importante porque la situación económica así lo amerita; y esto permite un grado de flexibilización a la autoridad monetaria, similar, por ejemplo, a la que tiene el Tesoro de los Estados Unidos –la Reserva Federal de los Estados Unidos– cuando decide acomodar la política monetaria no a un dogma sino a las necesidades del país. Y de esto se trata, en definitiva, porque todos sabemos que la política monetaria constituye casi el 50 por ciento de la economía de un país”, finalizó.

Publicado en Newsletter, Novedades.